Saltar al contenido

Calentamiento

Puede que te estés preguntando, ¿por qué debería importarme esto? Yo voy, hago ejercicio y ya está, no me hace falta prepararme. Permítenos mostrarte por qué, a partir de ahora, sólo pensarás en por qué no empezaste a hacerlo antes.

¿Qué es el calentamiento?

Es el conjunto de las múltiples acciones musculares realizadas previas a soportar altas demandas musculares asociadas habitualmente a acciones deportivas. Normalmente antes de trabajar en una sesión o  de hacer nuestro propio entrenamiento, preparamos al organismo para mejorar nuestro rendimiento.

calentamiento

Hablando en términos muy básicos, podríamos dividirlo en dos partes: hablaríamos del calentamiento en unos ejercicios generales y también podríamos hablar del calentamiento otros ejercicios específicos, es decir, calentamiento general y calentamiento específico.

Calentamiento y rendimiento deportivo ¿De verdad es necesario?

Si hablamos de aprovechar al máximo nuestro entrenamiento, debe de existir un calentamiento previo. El calentamiento nos proporcionará un aumento temporal de nuestro rendimiento (pudiendo así realizar un entrenamiento más intenso) y, al preparar tanto los músculos como las articulaciones, nos ayudará a evitar posibles lesiones. Además supone una preparación psicológica para el deportista, de hecho ya en el calentamiento, los deportistas tienen un alto nivel de concentración. Para ellos, su entrenamiento comienza con el calentamiento muscular.

como calentar antes de hacer ejercicio

Desde una situación de reposo, nuestro cuerpo se prepara aumentando el ritmo cardíaco, la actividad pulmonar, reduciendo la resistencia viscosa del músculo y aumentando también la velocidad de transmisión de impulsos nerviosos. En otras palabras, es lo necesario para desarrollar una actividad deportiva óptima.

General y específico

La principal diferencia entre los dos tipos de calentamiento es la zona o grupo muscular al que va enfocado.

  • En la parte general habría que incluir ejercicios que prepararan a todo nuestro cuerpo para ponerse en marcha. Como por ejemplo ejercicios aeróbicos de baja intensidad y estiramientos que deberían ser dinámicos (los cuales preparan de mejor forma a nuestro cuerpo para una actividad) y estiramientos estáticos que son más clásicos y podríamos utilizarlos mayormente en la vuelta a la calma.
  • Sin embargo en la parte especifica incluimos las tareas de la modalidad deportiva que vamos a desarrollar posteriormente, centrándonos así en los objetivos que vamos a querer conseguir. También hemos de aumentar la intensidad de estos ejercicios.

Los 7 + 1 beneficios que los expertos te ocultan

Sí, vale, todo esto es muy bonito, pero ¿por qué aumenta tu rendimiento? Pues precisamente gracias a los beneficios del calentamiento, los cuales te enumeramos a continuación:

  • Aumenta el ritmo cardíaco y la actividad pulmonar proporcionando a nuestro organismo todos los recursos que necesita.
  • Un aumento del flujo sanguíneo general y sobretodo en la musculatura, lo que supone un incremento en el aporte de oxígeno y una mejora en la eliminación del dióxido de carbono.
  • Mejora la actividad de los circuitos neuronales en la transmisión de impulsos nerviosos.
  • Aumenta la temperatura del organismo en general.
  • Mejora el metabolismo, consiguiendo mas fácilmente que exista una diferencia calórica.
  • Aumenta la elasticidad muscular, disminuyendo así el riesgo de lesiones.
  • Psicológicamente nos ayuda a centrarnos en la actividad que estamos realizando y en el entrenamiento posterior.
  • Aumento de la flexibilidad de nuestros tendones, provocando una menor resistencia a la contracción y a la relajación.

Cómo calentar de forma segura sin morir en el intento

Para hacer un buen calentamiento deberíamos dividirlo en dos partes (como ya mencionamos antes). Una primera parte obligatoria para cualquier tipo de entrenamiento posterior, dirigida a preparar los diferentes sistemas del organismo para la realización de cualquier tipo de actividad física. Y una segunda parte con más carga. Esta segunda parte esta ya orientada hacia los ejercicios posteriores, preparando los músculos, grupos musculares y articulaciones que van a ser más usadas en el entrenamiento.

calentamiento general

Ejemplo de calentamiento:

Lo primero de todo es decir que un calentamiento bien hecho tiene tres fases, las cuales te vamos a describir a continuación y a ponerte un ejemplo de ellas:

  • Fase de información: Es una fase de planificación, en ella nos concentraremos en el objetivo del calentamiento y repasaremos mentalmente los ejercicios que vamos a realizar.
  • Fase de movilidad musculo-articular (10-15 minutos): Aquí predominan ejercicios de movilidad articular y coordinación (siempre sujetos a variaciones). Algunos ejemplos podrían ser: saltar, correr, pequeños juegos, rotaciones de articulaciones, etc.
  • Fase de activación (3-5 minutos): En esta fase trataríamos de hacer desplazamientos continuos y moderados en el caso de deportes como fútbol, baloncesto, voley… Para no perder la concentración de los deportistas vamos a utilizar también el móvil carácteristico de cada deporte (en los ejemplos mencionados anteriormente, el balón típico de cada deporte), los ejercicios deben de ser moderados aumentando cada vez más la carga pero sin llegar a forzarnos en ningún momento.

Conclusión ¿Por qué debemos calentar?

Como hemos dicho anteriormente, el calentamiento podemos definirlo con aquellas acciones que nos ayudan a soportar las altas demandas musculares asociadas a las acciones deportivas.

¿Qué significa ésto? Básicamente, que si no calentamos no podremos sacar a relucir el 100% de nuestro potencial físico, de manera que obtendremos peores resultados en nuestros entrenamientos o en cualquier actividad física que vayamos a realizar.

beneficios del calentamiento

Por un lado nos ayuda a mejorar nuestro rendimiento corporal y por el otro a evitar el riesgo de sufrir lesiones. Pensándolo un poco, si tratamos el cuerpo como una máquina debemos conseguir que tenga una temperatura óptima para que cuando la pongamos en marcha pueda darnos su máximo rendimiento. Éste es precisamente el efecto que tiene el calentamiento en nuestro cuerpo.

De hecho, si habitualmente estamos acostumbrados a no calentar, o calentar mal (ya sea por falta de tiempo de los ejercicios o por malas posturas), lo más probable es, o que desarrollemos una lesión (ya sea a corto o largo plazo), o que nuestro entrenamiento no sea todo lo eficaz que podría ser, retrasando así el desarrollo muscular. El error más común es pensar que ganas tiempo no calentando, sin embargo, lo más probable es que lo pierdas debido a una lesión provocada por no calentar de forma correcta.

⚠️ ¡Atención! ⚠️

Por favor, ayúdanos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de personas. No somos nadie para pedirte algo y mucho menos para obligarte a hacerlo, pero con tan solo un clic puedes hacernos muy felices, tanto a nosotros como a alguien con tu misma duda, compartas este post o no muchísimas gracias por haberlo leído =)